Herramientas para elevar tu vibración y mejorar tu vida

¿Te encuentras en un estado de vibración alto? ¿Cómo mantener tu vibración alta? Esta nota te brindará las respuestas a estos interrogantes.

Seguramente, como sucede con muchas personas, tu deseo es tener una vida sin tanto drama y lo más tranquila y equilibrada posible. Para lograr esto, tu vibración energética debe ser alta alta. Aunque la vibración tiene fluctuaciones a lo largo del tiempo (en algunas ocasiones estará alta y en otras baja), lo importante es que te mantengas en un estado de vibración alta a pesar de los golpes que te dé la vida. Eso hacen las personas resilientes y que realmente saben afrontar los problemas sin caer en un hoyo de depresión.

Toma un momento para reflexionar acerca de cómo sientes que se encuentra tu vibración, revisa las siguientes oraciones y nota a cuántas dices que sí:

1. Estás feliz, emocionado y simplemente contento.
2. Las cosas caen en el lugar indicado sin ningún problema.
3. Estás sano, no te enfermas.
4. Tu cuerpo se siente bien y no está lesionado.
5. No te quejas de las cosas.
6. Te sientes bien descansado y puedes dormir sin problema.
7. Los sueños que recuerdas son buenos y no tienes pesadillas.
8. Manifiestas las cosas que quieres rápidamente.
9. Sientes que el tiempo pasa rápidamente.
10. Te emociona despertar por la mañana.
11. Le haces caso a tu intuición y dejas que el universo te guíe.
12. Das y recibes amor de las otras personas.
13. Tus finanzas se encuentran en perfecto orden.
14. Disfrutas tu trabajo.
15. No tienes relaciones con drama.

Es probable que hayas contestado que no a algunas de estas frases, y eso no quiere decir nada malo. Recuerda que tu energía siempre cambia y lo que debes hacer es aceptarlo, pero trabajar para que se pueda mantener lo más alta posible.

Puedes reflexionar acerca de los cambios que tienes en tu vibración y darte cuenta de si son patrones, por qué y cuándo ocurren, para que puedas comprender mejor qué es lo que pasa. Tal vez tengas algún problema, una crisis, etcétera, y ahí es donde debes darte cuenta de qué lo detona y cuidar tu energía.

Ejercicio para elevar tu vibración

Al terminar de evaluar qué tan alta está tu vibración actualmente, siéntate y haz una lista de los pensamientos predominantes que tienes, acciones y creencias. ¿En qué has pensado hoy? Escribe todo lo que se te venga a la mente y no lo pienses mucho.

Después, revisa la lista que escribiste. Cualquier pensamiento negativo que hayas tenido, táchalo, y a un lado escribe algo positivo que pueda sustituir eso. Asimismo, pon las cosas positivas en un círculo y escribe otra cosa buena relacionada con lo mismo. Ejemplo: “Me encanta mi trabajo”, “Puedo aprender muchas cosas nuevas todos los días”.

Al principio puede ser algo difícil de hacer, pero con práctica y constancia te vas a dar cuenta de que este ejercicio te puede ayudar mucho a cambiar la perspectiva de las situaciones en las que te encuentras, para que siempre te mantengas en una vibración alta y con ganas de hacer las cosas en tu día a día.

A continuación, compartimos 8 herramientas que permitirán volverte más consciente y mantener tu vibración bien alta.

8 maneras de elevar nuestra frecuencia vibratoria:

1. Sé consciente de tus pensamientos:

Todo lo que piensas, dices o sientes se convierte en tu realidad. Cada pensamiento que entra en tu cabeza tiene un impacto en ti.

Cuando cambias esos pensamientos por los positivos, es absolutamente probable que tu realidad también se convierta en positiva.

Es más fácil decirlo que hacerlo frente a la adversidad… ¿cierto? Pero, ¿que tal si la próxima vez que un pensamiento negativo aparezca en tu cabeza, te tomas el tiempo para reconocerlo, agradecerle por aparecer, y luego deshacerte de él y darle la vuelta a lo positivo?

2. Encuentra algo hermoso y aprécialo:

La belleza está a nuestro alrededor, pero a menudo caminamos con las anteojeras puestas. Deja el apuro por un momento y tómate el tiempo de pararte bajo el sol y aprecia su calor, huele el aroma de una flor, detente a admirar a una hormiga, ¡hay tanto que disfrutar!

3. Sé consciente de los alimentos que comes:

Algunos alimentos vibran a altas frecuencias, y otros a más baja vibración. Por ejemplo, el los vegetales y frutas tienen una vibración alta, en cambio un Big Mac no vibra en absoluto.  Si estás consumiendo alimentos llenos de productos químicos y pesticidas, o alimentos que se encuentran dentro de envases de plástico, créeme que te dejarán vibrando más bajo.

Por el contrario, al consumir productos orgánicos de buena calidad, alimentos de la madre tierra, podrás sentir las altas vibraciones diseminadas por todo tu cuerpo.

4. Bebe suficiente agua:

Asegúrate siempre de beber mucha agua (lo mejor es filtrarla) para ayudar a tu cuerpo a eliminar la toxicidad día a día. La toxicidad tiene un marcado impacto en nuestra vibración, así que debemos hacer lo que podamos para reducir su impacto dentro de nosotros y a nuestro alrededor.

5. Medita:

Siéntate en una posición cómoda, cierra los ojos y respira hacia adentro y hacia afuera. Con demasiada frecuencia vivimos apurados en nuestro día a día, con la mente dispersa y en un estado de ansiedad y estrés.

La meditación ayuda a calmar tu espíritu y a ponerte en un estado de paz mental. Sólo 10 minutos de meditación al día pueden cambiar tu vida para siempre.

6. Sé agradecido:

Hacer una lista de gratitud cambia tus vibraciones y te ayuda a enfocarte en lo que tienes y que ya es abundante en tu vida. Hay más por lo que estar agradecido de lo que puedas imaginar.

Por ejemplo, cada noche antes de dormir, puedes escribir en un pequeño diario de gratitud, 5 cosas por las que estás agradecido en ese día. Es un ejercicio muy hermoso y gratificante.

7. Practica actos de bondad:

Dar a otra persona, sin esperar nada a cambio, modifica el pensamiento de “No tengo suficiente” o “Ay de mí” a “Tengo más que suficiente para dar a los demás”.

La abundancia es una vibración alta. En la misma línea, ser amable (en vez de malo) te pone en una alta vibración. Chismosea o trata mal a los demás y tu vibración sufrirá reveses.

8. Haz que te circule la sangre:

La vibración requiere movimiento, cuanto más te muevas, mejor se moverán tus células sus vibraciones. Así que ponte activo! ¡Baila! Cuanto más feliz te sientas, más atraerás experiencias felices porque estás operando a una frecuencia diferente.

Conocer sobre la frecuencia vibratoria que realmente existe en nuestro cuerpo, y hacer algo positivo por mantenerla elevada, es un camino seguro hacia la abundancia!

Aprende a expandir tu consciencia y observar los cambios positivos en tu vida!

Fuentes: creeenvos.com y harmonia.la

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!