Por Nicolás Hornos

El nombre de Benjamín Solari Parravicini (1898 – 1974) es cada vez más conocido en Argentina y el mundo a pesar de que sus profecías fueron escritas hace más de 60 años. Era pintor, de familia aristocrática y llegó a dirigir el Museo de Bellas Artes. Desde chico tenía comportamientos místicos incomprendidos por la mente humana, donde veía seres con alas y duendes. Su padre era psiquiatra y lo sometió a varios test, pero no encontró ninguna anomalía.

En 1933 comenzó a oír voces con mensajes enigmáticos en su cabeza y los redactaba en trance. Su mano escribía estos mensajes, pero él no la sentía como su mano.

Sus psicografías (como se llama a la escritura o dibujo hecho por el sujeto sin intervención de la mente consciente) cubren más de medio siglo de historia mundial y vaticinan un gran futuro para la Argentina y la región.

Sin embargo, antes de que sucede ese gran futuro de la Argentina del que tanto escribió Parravicini en estado de trance, el mundo debe atravesar una crisis mundial sin precedente ¿Será la guerra que inició Rusia la antesala de tantos hechos que escribió Parravicini?

Ante eventos mundiales de tal magnitud como es la invasión de Putin, las psicografías de Parravicini siempre vuelven a hacerse presente en las redes. Veamos si algunas de estas pueden coincidir con el momento que está viviendo el mundo.

«En cualquier momento los rusos se echarán en sus feudos. Nadie les estrechará, mas sus instintos serán alarmantemente anulados. Nada de almas amigas. Allí sucumbirán los que deban caer y Rusia se librará, al final, del mal que le aquejaba. Rusia será al fin conquistada por Rusia misma y una nueva Rusia será. Caerán allí mandones y el que más afianzado está rodará hasta el anonimato de los muertos que también rodaron», profetizó Parravicini.

En la misma psicografía, Parravicini continúa hablando de un hombre que muchos aseguraron en redes sociales que se trata de Vladimir Putin: «un insignificante hombre hallará nombre mote y de él se reirán, pero un día de los tantos que tendrá Rusia que esconder, el hombrecito dará un salto tan alto, que dará al mundo un susto y después Rusia sucumbirá como antisocial. Vivirá en bien y para el bien».

Otras psicografías de Parravicini también comenzaron a dar vueltas en redes donde aseguran que se trata de Rusia, China y Estados Unidos en un conflicto catastrófico.

Aunque en esta psicografía no nombra explícitamente a Rusia, China y Estados Unidos, muchos comentaron que «el dragón que pareció dormido» se trata de China, «el terror del oso que fingió amor y hermandad» habla de Rusia y «el demócrata humilde, que no lo fue nunca» se trata de Estados Unidos.

«La lucha de los continentes hallarán armas nuevas… ¡Sin ruidos!» ¿Hablarán de armas de última generación?

«¡China comunista marcha al mundo!», escribió Parravicini ¿Aparecerá en la escena mundial cuando escale el conflicto de Rusia?

Deja un comentario!