El Principito (1943)  es la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944), un clásico contemporáneo de la literatura universal. Piloto militar al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Saint-Exupéry escribió el manuscrito estando exiliado en Estados Unidos, en medio de una crisis personal y con problemas de salud.

Se narra la historia de un pequeño príncipe que parte de su asteroide de viaje por el universo, en el que experimenta la forma en que los adultos ven la vida y el valor del amor y la amistad.

Su estilo es sencillo y es por esa razón que se lo ha considerado un libro para niños; no obstante, ostenta un profundo carácter reflexivo sobre la vida, la sociedad y el amor,  que lo convierten en una narración para cualquier edad y para ser releída en cualquier etapa de la vida en busca de nuevos sentidos.

Se tradujo por primera vez al español en 1951, por la editorial argentina Emecé. El texto fue también adaptado para obras de teatro, ballets, películas y hasta una serie animada.

El misterioso comienzo

Como hemos dicho, a pesar de que se lo considera un libro infantil por la forma en que está escrito, constituye una profunda crítica de la vida adulta. Eso se nota incluso desde su primera frase, que es parte de la dedicatoria, a León Werth, novelista francés, ensayista, crítico de arte, periodista y amigo de Saint-Exupéry.

“Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande. Tengo una seria excusa: esta persona grande es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona grande puede comprender todo; hasta los libros para niños”, dice el escritor nacido en Lyon en la primera parte de esa maravillosa dedicatoria.

Esta primera frase es además un anticipo de lo que vendrá en las siguientes páginas, repletas de reflexiones sagaces sobre temas como el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y la pérdida. Cualquier número es injusto para nombrar las frases que su libro nos ha legado, porque son muchísimas, pero aquí vamos a mencionar las 20 más memorables.

Las 20 mejores frases de El Principito

SOBRE LA INFANCIA

En el libro, el autor construye sus mejores frases a través de diálogos a menudo desconcertantes, que envuelve en un halo de fantasía. Así es como puede percibir y comparar las experiencias de los niños con las de los adultos, sus percepciones, deseos y debilidades. Así es como consigue plasmar la gran brecha que separa el mundo infantil y el mundo adulto.

1. «Todas las personas mayores fueron al principio niños aunque pocas de ellas lo recuerdan”

2. “Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca, pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas».

3. «Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones».

SOBRE LAS RELACIONES

En el encuentro entre el principito y el zorro, este le enseña el verdadero sentido de la amistad y la esencia de las relaciones humanas y le regala uno de sus secretos mejor guardados:

4. «Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio».

5. «No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo».

6. «Si tú me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo…».

En otras de sus frases, el autor intenta concienciar al lector sobre la necesidad de proteger a lo que nos rodea, sean estas personas u otros seres vivos.

7. «El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante».

8. «Si tú vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres comenzaré a ser feliz.”.

9. «Tener un amigo es un verdadero privilegio y si uno se olvida de ellos se corre el riesgo de volverse como las personas mayores que solo se interesan por las cifras y los números».

SOBRE LA ESPERANZA

En la historia, el pequeño príncipe llegado de un asteroide se enfrenta al mundo y procura entender su comportamiento tras varios encuentros casuales. Así es como también nos alecciona sobre el perdón y la esperanza.

10. «Será necesario que soporte dos o tres orugas si quiero conocer las mariposas».

11. «Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó».

 12. «Las semillas son invisibles. Duermen en el secreto de la tierra hasta que a una de ellas tiene la fantasía de despertarse».

13. «Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo».

SOBRE EL SENTIDO DE LA VIDA

14. «He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos».

15. «Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol».

16. «Los hombres de tu planeta —dijo el principito— cultivan cinco mil rosas en un mismo jardín… sin embargo no encuentran lo que buscan».

17. «Es igual con la flor. Si quieres a una flor que habita en una estrella, es muy dulce mirar al cielo por la noche. Todas las estrellas han florecido».

18. ¡Qué planeta más raro!, es seco, puntiagudo y salado. Y los hombres carecen de imaginación; no hacen más que repetir lo que se les dice».

19. «Para algunos, los que viajan, las estrellas son sus guías».

20. «Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos».

Por Padma

Deja un comentario!