Por Sathya Sai Baba

¿Cuál es el día verdaderamente sagrado?

¡Estudiantes! Durante los últimos doce días, han disfrutado de discursos sobre diversos temas relacionados con el Espíritu, la bienaventuranza divina, los problemas mundanos y han tratado de comprender la verdad subyacente. Los días pasados de este modo son los momentos más importantes de la vida.

Por eso, a menudo les recuerdo:

El día en que los buenos devotos se reúnen y oran:

“¡Oh, Señor!” con dulces tonos; el día en que se mezclan con los pobres como hermanos en unión fraternal; el día en que ofrecen a los devotos de Dios alimento delicioso; el día en que un alma elevada se acerca a ustedes y les relata historias de lo Divino; sólo ese día es realmente un día sagrado.

Esto significa que sólo es un día verdadero (en sus vidas) aquel en que ayudan a las personas necesitadas y las hacen felices.

No puedo decir que las austeridades en las que se embarcaron en este Curso de Verano han llegado ahora al final. No hay una terminación para este ejercicio. Es un ejercicio espiritual eterno.

Consideren qué es lo que constituye tapas (austeridades). Es cumplir con los deberes que les han sido asignados. Hoy, como las personas han olvidado sus deberes y responsabilidades, lo que debería ser Tapas se ha vuelto Tamas (la oscuridad de la ignorancia). Por lo tanto, han de llevar a cabo todo este tapas relacionado con sus deberes. Cumplir con su deber es el diario yajna (ofrenda espiritual) que tienen que realizar. Ése es el principal ejercicio espiritual. Ése es el ascetismo que tienen que hacer y ése es el objetivo que deben tener en mente.

Deseo que dediquen sus vidas enteras al servicio de otros, armonizando sus intereses personales con su preocupación por los demás, y que lleven vidas ejemplares.

Discurso del 1 de Junio de 1991

Deja un comentario!