¿Quién es un verdadero Maestro Espiritual? ¿Cómo distinguirlo? ¿Dónde encontrarlo? Lo explica Sathya Sai Baba

Por Sathya Sai Baba

El verdadero maestro espiritual es el que no tiene ningún ego o egoísmo, y puede elevar al discípulo a su propio nivel. El vestirse con una túnica azafrán, el pronunciar unos pocos mantras y exponer algunos textos son las señales de muchos maestros estos días.

Las señales de un verdadero maestro son:

Amplitud de corazón,

absoluto desinterés,

pureza en el vivir,

estar libre de adquisitividad,

ausencia de envidia y

ecuanimidad en su conducta hacia cada uno. El estar libre de envidia es una cualidad esencial en un maestro o en un discípulo, porque la envidia es la causa raíz de muchos males. El papel del maestro es conducir al discípulo en el camino hacia Dios. Debe enseñarle el verdadero propósito para el cual ha de usar sus órganos sensorios: sus ojos, su lengua y sus miembros. Todos los sentidos deben ser usados para descubrir y experimentar lo Divino.

Aquellos que no se encuentran con el maestro adecuado, no tienen por qué desanimarse. Tengan fe en que Dios es su maestro, su madre, su padre, su Señor. Adoptando el nombre y la forma que sea más de su agrado, practiquen con empeño puro y desinteresado.

Guru Purnima es luna llena, momento en que la luna resplandece sin ningún obstáculo; en que la luz de la luna es brillante, fresca y completa. La mente del hombre se compara con la luna, porque es tan rebelde como la luna con su oscilación entre el resplandor y la oscuridad; este día, la mente también tiene que ser brillante, refulgente y fresca.

Guru Purnima es el aniversario de Vyasa (Vyasa Purnima), que también se celebra en toda la India como el Guru Purnima o Día del Maestro Espiritual.

No hay algo especialmente relacionado con Vyasa para que este día tenga vinculación con su nombre. No nació este día ni se fue este día; pero está dedicado a su memoria y a la adoración de todos los maestros, pues Vyasa es el primer maestro, el maestro original. Él percibió la Verdad y la proclamó de distintas maneras y ayudó a abrir el ojo interno del hombre. Él describió en palabras hermosas, sencillas y claras la gloría del Señor y los medios para alcanzarlo. Él vio que a menos que la mente condicionada fuera anulada o destruida el Señor no se manifestaría. Prescribió los caminos mediante los cuales esto se podía lograr. Por eso él es el maestro del mundo, el maestro supremo. Él recopiló los himnos, los cotejó y los dio a conocer en los cuatro Vedas; reunió luego la literatura védica posterior y compuso los Brahma Sutras para exponer la filosofía inherente a aquélla. Escribió el Mahabharata, que incluye esa medicina universal que es el Bhagavad Gita. Después, un día que estaba sumido en tristeza a pesar de todos sus conocimientos, erudición y sabiduría, Narada le aconsejó que cantara a la gloria del aspecto personalizado de la divinidad a fin de despertar las emociones y guiar a la humanidad hacia lo divino a través de la devoción. Esto le dio gran felicidad y paz a él y al mundo, pues fue entonces cuando Vyasa escribió el Bhagavata.

Este día de Guru Purnima, traten de transformar su corazón haciéndolo puro y sagrado. La pureza es la verdadera característica de un ser humano. Esta pureza deben manifestarse en todo lo que se haga: en los pensamientos, en lo que se ve o dice y en todo lo que se hace. Sólo cuando desplieguen tal pureza podrán volverse encarnaciones del Divino Atma. Entonces la distinción entre lo Divino y lo mundano desaparece. Todo se diviniza. La diferencia entre el objeto y el sujeto también desaparece. Todo entonces se vuelve pleno, completo.

Fuentes: Discursos de Sai Baba del 8 de Julio de 1960, 24 de julio de 1964 y 13 julio 1984.

Autor entrada: PlanetaHolistico

Deja un comentario!