“Los cristianos adoran la cruz (†). La cruz es un símbolo que exhorta a la gente a librarse del ego. Nadie es diferente de ustedes.
Por ende, deben siempre sostener la verdad de que todos son solo uno (I)”.
-Sathya Sai Baba. 26 de Diciembre de 2007

Por Sathya Sai Baba

Hoy en día, la gente aspira a tenerlo todo en el mundo excepto a Dios. Dejan su madre patria en busca de riqueza y dinero. Este no es un desarrollo positivo, especialmente para los bharatiyas (los indios), pues se espera que se eleven por encima del deseo por dinero. Dios es alguien que siempre da; Él nunca toma. Dios desea sólo amor de nosotros, nada más. El país de Bharat es tan noble y sagrado, pero su pueblo se están yendo, buscando pastos más verdes en otras partes. Los de corazón puro e inmaculado se están quedando en su país nativo.

Lo que Dios espera de Sus devotos no es sino un corazón puro y sagrado.

La gente le asigna diferentes nombres y formas a Dios. De hecho, Dios es uno solo. Él está más allá de todos los nombres y formas. Él toma un nombre y una forma de acuerdo con los deseos y aspiraciones de un devoto particular. Si contemplan la forma de Jesús y desean verle en esa forma, Él se manifestará delante de ustedes como Jesús.

Cuando dicen “esto es mi cuerpo”, ¿quiénes son? ¿A quién se están refiriendo? La expresión “mi cuerpo” connota que están separados del cuerpo. Cuando dicen “Esta es mi mente”, la mente está separada de ustedes. Similarmente, cuando dicen, “Esto es mi intelecto (buddhi)”, significa que el buddhi está separado de ustedes. En todas estas expresiones, ¿qué es ese ‘mi’? Ese ‘mi’ es ‘yo’. Ese ‘yo’ es lo a que Jesucristo se refería como el ego y tenía que ser cortado. Este es el verdadero significado de la cruz: cortar el ego.

Ustedes están atados por dos cosas: ‘yo’ y ‘lo mío’. Esa es la esclavitud humana. Si pueden liberarse de estos dos lazos, lo que queda es ‘ustedes’ solamente. Ahora están con el cuerpo. Supongan que mañana deben dejar el cuerpo. En ese momento, ¿quiénes son y dónde están? ¡No lo saben! El cuerpo es como un vestido, una túnica. Una vez que se libran del apego a este vestido, su verdadera naturaleza se hará aparente.

La misma verdad ha sido explicada en la frase, “el que ustedes piensan que son, el que otros piensan que son, y el que son realmente.”. Esa es la verdadera naturaleza de un ser humano. Cuando alguien inquiere quiénes son, responderán, “Yo soy fulano y zutano”. Darán su nombre, de hecho, ese nombre les es dado a ustedes por sus padres y no por Dios en el momento de su nacimiento.

Dondequiera que nos encontremos con un amigo o conocido, lo saludan con un namaskar (salutación con las manos juntas). Esto implica que de hecho están rindiendo homenaje a la divinidad inmanente en el individuo. Por ende, no mantengan el sentimiento del ‘yo’ ‘yo’ ‘yo’. Todos estos cuerpos físicos son como los roles desempeñados en un drama. Cambian. El mundo mismo es un drama cósmico. Deben repetirse constantemente que están jugando su rol en el drama cósmico y que su verdadera naturaleza es que son una Encarnación del Ser Divino (Atma Svarupa). ¿Tienen algunas dudas al respecto?

Se debe desarrollar amor a fin de obtener paz. Primero y principal, hay que desarrollar amor. “El Amor es Dios, Dios es Amor”. La Verdad es Dios, Dios es la Verdad”. La Verdad y el Amor son en verdad encarnaciones de la Divinidad. Aunque Dios es uno, la gente le asigna diferentes nombres como Rama, Krishna, Govinda y Narayana. Los diferentes nombres y formas que se le asigna son resultado de la imaginación de poetas y pintores. Por ejemplo, el pintor Ravi Varma representó a Dios en diferentes formas basado en su imaginación. Pero Dios no puede ser limitado a un nombre y una forma particular.

Extractos del discurso del 25 de Diciembre de 2009, en Prashanti Nilayam.

Deja un comentario!