Meditación Budista en los “4 pensamientos inconmensurables”: Amor, Compasión, Alegría y Ecuanimidad

Un hombre que habiendo tomado refugio se ha convertido en un nodo de crecimiento espiritual

cultivará su mente para el beneficio de los demás seres vivos

dejando que florezca la compasión en el terreno del amor

y regándola con el agua pura de la ecuanimidad, bajo la plácida sombra de la alegría.

(Longchenpa)

Los cuatro pensamientos inconmensurables se explican en El sendero de la purificación (Visuddhi marga), escrito en el siglo quinto de nuestra era por el gran comentarista Buddhaghosa. Son cuatro virtudes fundamentales en el sendero budista, y las prácticas meditativas mediante las cuales podemos llevarlas a cabo. Generalmente se cultivan meditativamente tomando cada uno de estos pensamientos por turno, y aplicándolos sistemáticamente a uno mismo, el prójimo, y paulatinamente a todos los seres en todos los universos.

Amor inconmensurable

(maitri; byams pa)

Que todos los seres tengan la felicidad y las causas de la felicidad.

El amor, la compasión, la alegría y la ecuanimidad constituyen la naturaleza misma de una persona iluminada. Son los cuatro aspectos del amor verdadero dentro de nosotros mismos y dentro de todos y de todo.

Compasión inconmensurable

(karuna; snying rje)

Que todos los seres estén libres del sufrimiento y de las causas del sufrimiento.

Cuando cultivas flores de loto, necesitas lodo. La felicidad necesita también algo de fango, de lodo para surgir. Escuchando, observando profundamente, surge más comprensión y compasión. He ahí los dos fundamentos de la felicidad. Ésta viene del lodo del sufrimiento. Hay una conexión muy profunda entre el dolor y la felicidad, así como entre el fango y el loto. Si huimos siempre del sufrimiento, no nos liberaremos de él. El sufrimiento es esencial para alcanzar la comprensión y el amor. Cuando estás en contacto con tu sufrimiento y el de los otros, emerge la compasión. Somos una gota en el corazón de un río. Dejamos que este río nos lleve como gota de agua. Si tienes algún dolor ansiedad o angustia, permite ser arrastrado por la energía de la compasión colectiva, como una gota de agua en la corriente colectiva.

Alegría inconmensurable

(mudita; dga’ba)

Que ningún ser sea separado de un renacimiento superior y del gozo de la liberación.

El camino de la liberación consiste en contemplar profundamente las cosas para comprender la naturaleza de la transitoriedad, la ausencia de un yo separado y la interdependencia de todas las cosas.

 

Ecuanimidad inconmensurable

(upeksha; btang snyom)

Que todos los seres permanezcan en un estado de ecuanimidad,libres del apego y del odio, libres de considerar a algunos cercanos y a otros distantes.

 

 

Cada verso se corresponde, siguiendo el mismo orden de aparición, a las virtudes que hemos enunciado. Compartimos la misma oración en tibetano y debajo realizamos la transcripción.

SEM CHEN TAMCHE DE WA DANG DE WE GYU DANG DEN PAR GYUR CHIG

SEM CHEN TAMCHE DUG NGEL DANG DUG NGEL GYI GYU DANG DREL WAR GYUR CHIG

SEM CHEN TAMCHE DUG NGEL ME PE DE WA DANG MI DREL WAR GYUR CHIG

SEM CHEN TAM CHE NYE RING CHAG DANG ÑI DANG DREL WE TANG ÑOM LA NE PAR GYUR CHIG

 

Desarrolladas a un grado máximo, estas actitudes sublimes transforman la mente y la liberan de toda negatividad.

PARA MÁS INFORMACIÓN, OTRAS TÉCNICAS Y LA POSIBILIDAD DE REALIZAR
UN INSTRUCTORADO DE MEDITACIÓN A DISTANCIA:
WWW.PORTALMEDITACION.COM

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!