El poder de los atrapasueños: Significado, leyenda, cómo construirlos y activarlos, dónde colocarlos

Los atrapasueños son instrumentos de poder de la medicina chamánica, cuyo origen se remonta a las tribus indias americanas. Su aro, fabricado tradicionalmente por madera de sauce, representa la rueda de la vida, la malla o la red son los sueños, anhelos e ilusiones que tejemos en el Tiempo de los sueños, en el alma y en el movimiento que generamos con nuestras actividades cotidianas. En el centro de la red está el vacío, el espíritu creador, el “Gran Misterio”.

Según la tradición, los atrapasueños ayudan a mantener con nosotros las buenas ideas y los sueños agradables, así como a proteger a quien lo posee. El Tiempo de los sueños es influenciado por buenas y malas energías; estas últimas son atrapadas por la malla y se disipan por el agujero central con los primeros rayos de sol.

Deja que la telaraña atrape tus buenos recuerdos y los malos pasen por el agujero del centro y se desvanezcan.

 

El significado de la palabra atrapasueños

La palabra “atrapasueños”, proviene del inglés dreamcatcher, de ahí la traducción en español. No obstante, en la lengua de los ojibwa, de los cuales es propio este amuleto, se llama asabikeshiinh, que significa araña; aunque también se le conoce por el nombre de bawaajige nagwaagan o cepo de los sueños.

Estos objetos comenzaron a ser comercializados por los ojibwa en la década de los 60, siendo criticados por las demás tribus por profanar de alguna manera su maravilloso significado. Esto tiene su sentido, pues actualmente se fabrican y se venden sin atender al mágico y místico proceso de energización, perdiendo así su esencia y convirtiéndose en un mero adorno.

Debido a esto, la creencia en los atrapasueños se ha extendido enormemente durante los últimos años. Sin embargo, la mayoría de nosotros no conoce la preciosa leyenda que nos ofrecen. Veamos en qué consiste.

La leyenda de los atrapasueños

Cuenta la leyenda que había una mujer araña llamada Asibikaashi que cuidaba a la gente de la tierra. La mujer araña, velaba por toda criatura de nuestro mundo, inclinándose sobre las cunas y las camas de los niños mientras tejía una fina, delicada y fuerte telaraña que era capaz de atrapar todo mal entre sus hilos y hacerlo desvanecer al alba.

Cuando su pueblo se dispersó por América del Norte, le comenzó a resultar muy complicado cuidar a todos los niños, por lo que las madres y abuelas tuvieron que comenzar a tejer redes con propiedades mágicas que atrapan los malos sueños y las pesadillas, protegiendo así a sus niños.

Tradicionalmente, los Ojibwa construían los atrapasueños atando hebras de sauce alrededor de una argolla circular de unos 9 centímetros o con forma de lágrima, resultando una red similar a una telaraña, hecha a su vez con fibra de ortiga teñida de color rojo.

La antigua leyenda de los indios ojibwa sobre los atrapasueños habla de que los sueños pasan por la red filtrando y deslizando los buenos sueños a través de suaves plumas hasta que llegan a nosotros. Los malos sueños, sin embargo, son atrapados en el tejido y mueren con el primer haz de luz del día.

Sin embargo, para el pueblo lakota de la tribu sioux del Norte de América, los atrapasueños funcionan de forma diferente. Es decir, las pesadillas pasan por la red mientras que los sueños quedan atrapados en los hilos y se deslizan por las plumas hasta la persona que está durmiendo.

 

Lo malo se bloquea y se destruye, lo bueno se queda con nosotros

Hay personas que otorgan a esto un significado diferente, entendiendo la palabra sueños como aspiraciones, deseos o anhelos. Por lo tanto, los atrapasueños servirían para conseguir todo aquello que nos proponemos y anhelamos.

Lo cierto es que no podemos asegurar que los atrapasueños alejen o no los malos sueños, las malas energías o las malas vibraciones pero, sin embargo, resulta pacificador estar en contacto con la cultura india, por la magia que desprende.

Esta cultura nos ha colmado y nos colmará siempre de saber y de tradiciones milenarias que debemos luchar por mantener cerca de la manera más fiel posible, pues de algún modo les debemos gran parte de nuestra sabiduría.

¿Por qué es tan popular el atrapasueños?

El atrapasueños, hoy en día sigue siendo un amuleto muy popular. Al contrario de lo que ocurrió con las tribus indias americanas, los atrapasueños han seguido perdurando a lo largo de los siglos, y han pasado de generación en generación.

La idea del atrapasueños se popularizó y se extendió mas allá de las fronteras de los pueblos indígenas de Norteamérica en los años 60. Los Objiwa comercializaron este amuleto, haciéndose muy popular en esta fecha y perdurando su popularidad hasta la actualidad. El resto de las tribus indígenas criticaron a los Objiwa por comercializar con su amuleto, símbolo de energía y descanso. Por ello, si adquieres un atrapasueños lo mejor es que te informe sobre su procedencia y uso para que este amuleto de la cultura indígena siga perdurando.

Cómo hacer un atrapasueños casero fácilmente

A la hora de hacer un atrapasueños lo primero que debes tener en cuenta es el lugar en donde elaborarlo: tiene que ser ordenado y tranquilo. Después, reúne todos los materiales necesarios:

Un aro de madera o de metal. Del tamaño que tú quieras, pero ten en cuenta que a medida que sea más pequeño, más difícil resultará tejer la malla.
Una cinta de tela o de cuero. Que tenga flexibilidad para forrar el aro y bastante larga (así no nos quedaremos cortos).
Hilo encerado del color que quieras.
Adornos: plumas, abalorios, piedras decorativas…
Tijeras y cola

Paso 1

Aplica la cola-pegamento alrededor del aro y poco a poco ve pegando la cinta que hayas elegido. Es importante hacerlo trozo por trozo para no mancharte ni pegarte los dedos.

Paso 2

Ahora viene la parte más difícil. Una vez que tengas el aro forrado (hay que dejar secar bien la cola), ata el hilo encerado al aro y ve tensándolo, pasando por diferentes puntos del aro: primero por arriba y entrando por el interior del hilo. Cuantos más puntos des, más tupido quedará el atrapasueños. Es muy importante tensar bien el hilo a la hora de dar los puntos.

Paso 3

Coloca los adornos que elegiste alrededor del atrapasueños. Por ejemplo, puedes poner las plumas en la parte inferior para que cuelguen o añadir perlitas en el hijo encerado.

Y ¡listo! Ya tienes tu atrapasueños casero para espantar todos esos malos sueños y pesadillas que a veces nos molestan.

¿Cómo activar un atrapasueños?

Antes de usarlo, recomiendan los entendidos, hay que activarlo para que funcione correctamente. Para ello, hay que ponerse de frente a los primeros rayos de sol de la mañana con el atrapasueños a la altura del pecho. A continuación, con los ojos cerrados traemos a nuestra mente los momentos de mayor felicidad en nuestra vida para plasmar esa energía en el amuleto. Se puede realizar este procedimiento dos veces al año para limpiar y recargar el atrapasueños.

Una vez realizado este paso previo, el atrapasueños debe colocarse en el techo de la habitación donde dormimos, próximo a la cabecera de la cama pero sin tener contacto con la pared lateral u otros objetos. El amuleto debe tener libertad de movimiento para oscilar, así puede absorber la negatividad del ambiente y alejar las malas energías.

Un punto importante es que hay que asegurarse de que el sol de la mañana lo ilumine, pues esto es lo que disipa las energías negativas contenidas en la red del atrapasueños. Para ello se puede colgar en dirección recta a la ventana, o directamente en la ventana lo cual es ideal en verano.

¿Dónde colocar un atrapasueños?

El atrapasueños puede colocarse como elemento decorativo casi en cualquier parte de la casa. Sin embargo, este amuleto está pensado para salvaguardar nuestros sueños y alejar las malas vibraciones. Por eso, para que el atrapasueños sea útil, lo mas lógico es colocarlo en el dormitorio, cerca de la cama.

El atrapasueños debe colocarse siempre cerca del cabecero de la cama, normalmente colgado del techo. Además, debe tener una luz natural cerca para que los primeros rayos de sol lo iluminen, lo limpien y carguen de energía. Debemos colocar nuestro atrapasueños en un lugar donde la luz del sol lo ilumine por el día, cerca de una ventana del dormitorio.

Nunca debemos colocarlo a los pies de la cama, pues no tendrá efecto en nuestro sueño. Además, debemos conservarlo en perfecto estado, limpiarlo y cuidarlo para que funcione correctamente todas las noches.

Cómo decorar nuestro dormitorio con un atrapasueños

El atrapasueños, además de un objeto mágico de la cultura indígena, tiene un gran atractivo como elemento decorativo en nuestro dormitorio. Ya sabemos cual es su procedencia, leyenda y cómo debemos usarlo. Ahora tenemos que elegir el atrapasueños perfecto para decorar nuestro dormitorio.

En primer lugar, podemos optar por hacer el atrapasueños nosotros mismo. Este amuleto debe reflejar nuestra personalidad y ser un guardián de nuestros sueños y anhelos. Hacerlo tú mismos puede ser una gran idea si eres un manitas y te gustan las manualidades.

Originariamente el atrapasueños se fabricaba con un aro de madera de sauce y fibras de ortiga tenidas de color rojo para tejer la malla. Como estos materiales no son muy accesibles, ni parecen muy duraderos, podemos fabricar nuestro atrapasueños con hilos de algodón, lana e incluso macramé sobre un aro de metal. Podemos decorarlo con cuentas de madera, crista, y plumas o flores.

 

Fuentes: lamenteesmaravillosa.com, www.dormitorum.com

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!