Por Sathya Sai Baba

El hombre lleva a cabo numerosas buenas acciones y dedica su pensamiento, palabra y acción a diversas formas de disciplina para realizar a Dios. Sin embargo, todos estos esfuerzos no están dando el fruto deseado porque el hombre no ha comprendido lo que es el verdadero sadhana (disciplina) espiritual.

Aquellos que tratan de seguir las nueve formas de adoración (Sravanam, Kirtanam, etcétera) tampoco están logrando su objetivo porque no han captado el significado interno de estas formas de adoración.

¿Qué significa sadhana? ¿Pueden japa, dhyana, bhajans y las acciones piadosas ser llamadas sadhana (esfuerzo espiritual)?

El verdadero sadhana consiste en transformar lo malo en bueno, convirtiendo el pesar en dicha. No puede haber felicidad sin pesar, bien sin mal. Hay un conflicto continuo entre el bien y el mal, entre la alegría y el pesar.

La alegría y la desdicha son gemelos inseparables ligados inextricablemente entre sí. Uno es el comienzo y el otro es la culminación. El comienzo y el final van juntos. Sólo lo Divino está libre de un comienzo, un medio o un final, pero en los asuntos mundanos, todo lo que tiene un comienzo tiene un final. El pesar no es algo que alguien les impone desde afuera. Los problemas y las dificultades no les son impuestos desde afuera. El pesar y los problemas surgen en el curso natural de las cosas.

El sadhana eleva la vida hacia lo sublime La purificación de la vida requiere de sadhana continuo. Sin tal práctica, la vida se degrada. Por ejemplo, un diamante aumenta su valor cuando pasa por el proceso de corte y facetado.

Del mismo modo, el oro, extraído como mineral de la tierra, se vuelve puro y valioso después de ser pulido. Así también, el sadhana es necesario para elevar la vida desde lo trivial hacia lo sublime. Nadie es un erudito o un virtuoso en el momento del nacimiento. Sólo mediante diversos esfuerzos el hombre se vuelve un erudito y una persona recta.


Discurso del 1 de Junio de 1991

Deja un comentario!