Reiki un camino hacia el despertar. ¿Quién puede darlo y recibirlo? ¿Qué se necesita para ser reikista? ¿Cuándo se puede aplicar? Por Johnny De´Carli

Reiki – Amor, Salud y Transformación

 

Sí, tú también eres capaz de ser un canal de Reiki, pues se trata de un atributo innato, normal, espontáneo y natural de todo ser humano. Cualquier persona puede canalizar donde quiera, cuando quiera y de la manera que quiera, siempre que haya sido iniciada, lo que simplemente consiste en haber activado, abierto o desobstruido los canales energéticos naturales. De ahí en adelante solamente es necesario querer ayudarse a sí mismo o querer ayudar al prójimo.

 

El uso terapéutico de las manos es muy antiguo, anterior a los tiempos bíblicos. Existen evidencias pictóricas rupestres, encontradas en los Pirineos, que datan desde hace quince mil años. Otras, en el Tíbet, datan de ocho mil años. Todos los pueblos en diferentes épocas desarrollaron trabajos de terapia energética, lo que no es sorprendente, porque la energía universal (Rei) estuvo siempre presente desde las primeras civilizaciones.

 

El Reiki existe. Es tan real y natural como la electricidad o el magnetismo. Existe y puede ser usado, incluso aunque quien participe no conozca nada al respecto y sea escéptico con relación a los resultados de su aplicación.

El Reiki es, ante todo, un acto consciente de intervención terapéutica, en el que es esencial la presencia del terapeuta; el vehículo a través del que se capta la energía universal y se transmuta apropiadamente (se condensa) para ser usada por el receptor.

 

 

Si deseas experimentarlo puedes tomar una sesión o buscar un maestro que te habilite adecuadamente en la frecuencia de esta energía. Luego recuerda practicarlo en todas sus formas, principalmente el autotratamiento. Después comienza con la familia, los amigos más próximos y los animales domésticos. No tengas miedo de equivocarte, pues estás aprendiendo. El Reiki no puede perjudicar a nadie. Cuando te sientas seguro trabaja profesionalmente, ganándote la vida honradamente con un trabajo que te satisfacerá. Si te surge alguna dificultad, no dudes en buscar a tu maestro de Reiki.

 

“Los años enseñan muchas cosas que los días desconocen”

 

 

 

¿Cuándo se puede aplicar el Reiki?

 

Muchos creen que es mejor dar que recibir. Si gastamos mucha energía en tareas cotidianas y no la reponemos, estamos sujetos a afrontar situaciones de desequilibrio y podemos llegar a enfermar. La autoaplicación nos ayuda a mantenernos sanos, en una actitud mental superior. Debemos adquirir el hábito de reponer nuestras energías diariamente. Cuanta más salud tengamos mejor capacitados estaremos para ayudar a los demás.

 

Cuando visité a Su Santidad, el maestro Dalai Lama, líder espiritual del budismo tibetano, conocí a un maestro de Reiki muy humilde, el señor Akilesh, que predica el autotratamiento a diferentes horas. En su prédica recomienda que al despertar apliquemos Reiki en el chakra básico con el fin de que tengamos mejor disposición para luchar y trabajar por nuestra supervivencia. Durante el día lo apliquemos en la región del tórax, para tener más protección contra energías inferiores y mejor equilibrio emocional. Por la noche la recomendación es que lo apliquemos en la cabeza, a fin de tranquilizar los pensamientos y tener un sueño de calidad.

 

 

Se recomienda que las personas reciban Reiki con carácter preventivo aunque no presenten ningún problema particular. La salud es algo más que la ausencia de enfermedad. El Reiki amplía la energía vital (Ki) que circula naturalmente por nuestro organismo aumentando y manteniendo  la salud y la vitalidad. Siendo una energía inteligente, actúa en los bloqueos renovando las células. El método Reiki no es solamente una terapia, es también expansión de consciencia. Si te sientes feliz, estarás sano. La felicidad y la salud marchan siempre juntas.

 

Cualquier problema emocional tiene una solución muy rápida con el método Reiki.

Es recomendable en todas las formas de desequilibrio energético: Estrés, irritabilidad, insomnio, etc. Se puede utilizar la técnica para tratar crisis existenciales, traumas de la infancia y problemas de relación. La terapia se muestra muy eficaz para la recuperación emocional de personas que acaban de pasar por una separación conyugal, estrés por mudanzas, cambios o pérdidas de trabajo, duelos, procesos de enfermedad de seres queridos, que se superan mucho mejor al recibir Reiki ya que nos ayuda a aceptar, aliviando el sufrimiento, minimizando el rencor, el resentimiento y el miedo. También es útil en casos de dolores y en el acompañamiento de tratamientos médicos.

No sustituye la medicina.

 

 

El dolor nos enseña a pedir ayuda, por lo tanto es una clave para la educación del alma”

 

Fuente: Reiki: Amor,Salud y Transformación, por Johnny De´Carli.

Autor entrada: Benzaiten

Deja un comentario!