Enseñanzas de Sai Baba: «Den el primer paso AHORA. Mañana puede ser demasiado tarde»

Por Sathya Sai Baba

Ustedes pueden refugiarse en la serena frescura de su corazón, donde él mismo se ha instalado como el auriga. Sólo que deben comprometerse en el trabajo que es purificante, con una actitud que santifica. La mayoría de las personas no saben cómo iniciarse en esta aventura tan provechosa, desperdician sus vidas en la tristeza, caminan apesadumbradas por la desilusión y la desesperación, porque se aferran a algo como si fuera suyo y tratan otras cosas como si fueran de otros. Arrebatan y se afligen, y se esfuerzan por adquirir y pierden. El deseo multiplica el deseo, y el hombre se hunde más en el descontento y la angustia. Este comportamiento realmente es artificial; no está de acuerdo con la verdadera naturaleza del hombre o la conciencia del Alma Divina. En el mar universal y eterno del cambio, sólo el Alma está por encima del cambio.

En la creación, en el mundo objetivo, ningún objeto es igual a otro. No hay dos seres humanos que sean iguales; hay algún rasgo que los distingue, cada uno tiene sus propias y particulares experiencias; impera en ellos una inmensa diversidad. Ni un individuo es el mismo por mucho tiempo.

El bebé se convierte en niño, luego en un adolescente, más tarde en un adulto y de pronto se vuelve de mediana edad, después viejo, y finalmente senil. En un mismo día el individuo se convierte en una persona despierta, un soñador y un ser profundamente dormido.

Así que el hombre debe buscar refugio en lo inalterable, el Alma Universal, de donde surgen todas las diversidades y en la cual todas se funden. Sólo entonces puede obtener paz y contento.

El pasado ya pasó; no pierdan tiempo mirando hacia atrás el camino que han recorrido. Miren hacia adelante, con la decisión de seguir con confianza y valentía. Den el primer paso AHORA. Mañana puede ser demasiado tarde.

Discurso del 23 de noviembre de 1975

Deja un comentario!