Santa Juana de Arco (1412-1431), la doncella guerrera de Orleans, la mística que fue una pieza clave en la historia de Francia. A sus 17 años encabezó al ejército francés durante la guerra de los cien años para liberar a su país de la injerencia de Inglaterra. Una vez que logró la victoria, Carlos VII pudo coronarse como rey de Francia. Sin embargo, Inglaterra no perdonaría sus acciones, Juana fue capturada por la facción francesa aliada a los británicos y quemada en la hoguera a sus 19 años.

Juana de Arco siempre aseguró que todo lo que hacía era por orden de las voces que escuchaba y que le eran enviadas por Dios. Por esta razón, el poder inglés, tras capturarla, la acusó de herejía y fue condenada a morir en la hoguera. Y es también por este injusto martirio que fue reconocida por la iglesia como santa. El valor en grado máximo, la confianza en su misión de vida y el amor a Dios fueron sus características más distinguidas y al día de hoy su ejemplo nos sigue inspirando.

Compartimos algunas de sus más bellas frases:

«Mejor la integridad en las llamas que sobrevivir en la imitación de la verdad».

«No tengo miedo… Yo nací para hacer esto».

«Mis voces me dicen: “No temas, responde con atrevimiento, que Dios te ayudará”»

«Sólo a Dios me remito. Y en lo que toca a mis visiones, no acepto el juicio de ningún hombre».

«Levántate mañana temprano por la mañana y haz más de lo que pudiste hacer hoy».

«Dios traza un destino para cada alma y le encomienda una misión, si esta no se cumple el Creador estaría decepcionado».

«Dios desprecia la tranquilidad de las almas que destinó para la batalla».

«Trabaja como si con solo tu trabajo pudieras alcanzar la meta».

«Sacrificar lo que eres y vivir sin creer, es un destino más terrible que morir».

«Cuando Dios pelea, es de poca importancia si la espada es grande o pequeña».

«Todas las batallas se ganan o se pierden primero en la mente».

«Avanza valientemente. Miedo a nada. Confianza en Dios; todo estará bien».

«Actúa y Dios actuará».

«Esperanza en Dios. Si tienes buena esperanza y fe en Él, serás liberado de tus enemigos. Si caminas con Dios, tus enemigos no podrán vencerte».

«Prefiero morir que hacer algo que sé que es pecado, o estar en contra de la voluntad de Dios».

«Mantenga la cruz en alto para que pueda verla a través de las llamas». (frase dirigida a su verdugo antes de ser quemada en la hoguera)

«Es mejor estar solo con Dios. Su amistad no me fallará, ni Su consejo, ni Su amor. En Su fuerza, me atreveré, me atreveré y me atreveré hasta que muera».

Deja un comentario!