Viajes astrales: ¿Qué son, quiénes y cómo pueden realizarlos? Proyecciones, sueños lúcidos, técnicas, prácticas y beneficios

¿Qué es el viaje astral?

El viaje astral o proyección astral es una experiencia que se vive fuera del cuerpo, ya sea que la persona esté despierta o por medio de los sueños lúcidos e inclusive gracias a la meditación profunda. Quienes han experimentado los viajes astrales aseguran que el espíritu o cuerpo astral se desprende del plano físico y se mueve en otra dimensión, conocida como mundo espiritual o plano astral.

¿Qué es el plano astral?

El plano astral es otra dimensión completamente ajena a la que vemos habitualmente y se basa principalmente en las emociones. En el mundo astral, los objetos que en el plano físico se ven sólidos y desde un solo punto de vista. En cambio, en el caso del plano astral, los objetos se pueden percibir en todas sus dimensiones al mismo tiempo e inclusive en su interior. Además, es posible ver cómo cambian su forma de manera notable. En resumen, el plano astral es la proyección desde el subconsciente que es vista de la misma forma en la que vemos las imágenes cuando soñamos.

Tipos de proyección

Existen tres tipos de proyecciones y una de ellas, como nombramos anteriormente, es la llamada proyección astral, que permite visitar diferentes ambientes. Aquí las leyes físicas normales a menudo no se aplican a los humanos, pues se puede flotar y volar. Los viajeros astrales pueden desplazarse de un lugar a otro y además tener acceso a visiones del futuro y del pasado.

Otro tipo de proyección es la etérea, que al contrario de la astral, le permite al individuo moverse fuera del cuerpo físico como si fuera un fantasma. Con la práctica pueden lograrse cualquiera de las dos proyecciones. Sin embargo, esta última puede tener leves diferencias en cuanto a la realidad del mundo físico, si es que el control de la mente no se mantiene de forma estricta.

Finalmente, podemos mencionar los sueños lúcidos, que son las proyecciones astrales que suceden cuando estamos soñando y lo sabemos. Esto significa que podemos estar en el mismo lugar y en la misma dimensión pero transportarnos de esta forma al plano astral.

¿Quiénes pueden realizar viajes astrales?

Los viajes astrales pueden ser realizados por todas las personas, siempre y cuando tengan la paciencia y la práctica suficiente para lograrlos sin ningún tipo de temor. Realizar las proyecciones astrales no trae ningún inconveniente, pues nadie queda atrapado en esa dimensión. Es más, según los estudiosos del tema, cuando dormimos en forma profunda, estamos realizando este tipo de viajes que luego no recordamos porque despertamos de nuestros sueños volviendo al plano físico, al cual estamos acostumbrados.

Las técnicas del viaje astral

Existen muchas técnicaspara provocar el viaje astral. Basta con citar, por ejemplo, la vía de los chamanes, que consiste en inhalar ciertos humos de hierbas particulares o bien en comer ciertas mezclas, más o menos peligrosas. A pesar de ser respetables en su contexto cultural, estas prácticas no se deben utilizar en ningún caso por parte del investigador serio que desea conservar el control perfecto de su experiencia y sacar así los mejores beneficios.

Las mejores técnicas para provocar el desdoblamiento son las que se basan únicamente en la relajación del cuerpo y el dominio del espíritu. La relajación del cuerpo se obtiene fácilmente a través de la escucha de ciertas grabaciones especiales que inducen a un estado «alpha» y luego «theta» a nivel de los ritmos cerebrales.

Los beneficios del viaje astral

Los efectos de la inducción de estas ondas cerebrales particulares producen una gran relajación muscular y una somnolencia particular que, paradójicamente, no desembocan en un sueño con pérdida de conciencia y sueños ordinarios.

Por supuesto, esto no se consigue de forma inmediata, ya que es necesaria cierta práctica de algunos ejercicios específicos. Siguiendo regularmente las indicaciones de las técnicas, al tiempo que se perfecciona el control cerebral a medida de las sesiones de escucha de sonidos particulares, cada persona puede, en un tiempo relativamente corto, hacer las primeras experiencias de viaje astral.

Cómo realizar un viaje astral: Nueve Prácticas

Aquí, al igual que en muchas otras ciencias llamadas «paranormales», la práctica y la asiduidad son la clave del éxito. Las puertas de una nueva era se abren así para aquél que hace el esfuerzo de ser lo que es realmente, es decir, una conciencia que utiliza un cuerpo pero que puede liberarse de él y volver a él a voluntad. Es la gran realización que se puede alcanzar a través del dominio del viaje astral: tener la verdadera y personal experiencia de la propia omnipresencia.

1) Sonidos

Concéntrate en los sonidos que puedas escuchar con tu mente. Es más que seguro que el ambiente te ofrece zumbidos, silbidos o voces a los que puedes prestar atención. Cuando los sonidos adquieren la suficiente intensidad como para ser bien audibles, trata de separarte de tu cuerpo con un movimiento rápido y emprende tu viaje astral.

2) Movimientos giratorios

Concéntrate y visualiza tu cuerpo girando sobre su eje. Siente este movimiento de rotación que comienza a transformarse en real y no le prestes atención a los zumbidos o a las vibraciones. Solo visualízate girando. Con la práctica, seguramente lograrás separar tu cuerpo para comenzar tus viajes astrales cada vez más fácilmente.

3) Visualizar un túnel

Imagina un túnel largo y oscuro y que tú estás en él. Al final de ese túnel observa una luz y comienza a acercarte cada vez más rápido. Seguramente, a esta altura ya sentirás ruidos y vibraciones a los que no les deberás hacer caso. Cuando alcances la luz blanca, tu cuerpo se separará y de esta manera comenzarás con tu viaje astral.

4) Correr

Visualízate corriendo cada vez más rápido con los músculos relajados. Imagina que tus piernas se tensionan debido al esfuerzo de moverte a tanta velocidad. En algún momento comenzarás a sentir vibraciones en todo tu cuerpo. Cuando esto ocurra, imagina que te diriges a un muro y que chocas violentamente contra él. Este movimiento por lo general provoca la separación completa del cuerpo para iniciar el viaje astral.

5) Movimiento ocular

Esta técnica se utiliza para causar las vibraciones o intensificarlas. Cuando ya estás entrando en el sueño, realiza un par de movimientos rápidos de derecha a izquierda con tus ojos para comenzar tu proyección astral.

6) Recordar

Esta técnica solo deberá ser usada por aquellas personas que ya cuenten con cierta experiencia en la proyección astral durante el pasado. Tan pronto como llegue el sueño a tu cuerpo, comienza a imaginar en forma vívida los viajes astrales anteriores y las sensaciones que estos conllevaban. Recuerda hasta el menor detalle y verás que podrás experimentar las mismas sensaciones que en los viajes anteriores.

7)  Visualizar

Tan pronto como llegue el sueño a tu cuerpo o te despiertes, trata de levitar hacia arriba en forma paralela a la cama. Haz esto sin pensar en lo posible y recuerda que tu cuerpo deberá permanecer inmóvil. Puede ser que esta técnica no te de el resultado esperado, pero será la puerta que necesitas abrir para lograr tu viaje astral con otros métodos.

8) Meneo

Cuando estés en tu cama, trata de «mover» una mano o un pie sin tener que hacerlo en forma física, solo con tu mente. Trata de sentir el movimiento hasta comenzar a sentir las vibraciones. Cuando esto ocurra, no dejes de intentar, verás que pronto ocurrirá la separación completa.

9)  Masajes

Pon tu mente en blanco, masajea la parte posterior de tu cuello y alrededor del mismo. Cuando finalices, tensa los pies, las piernas y continúa con tus brazos, tus muslos y tu espalda. Tomate unos segundos para relajarte y cuando lo hayas hecho, imagina que hay una cuerda sobre ti y que cientos de manos te ayudan a subir por allí. Enseguida notarás la vibración y verás que tu cuerpo se separará para iniciar este fantástico viaje astral.

 

¿Has realizado alguna vez viajes astrales? ¿Cómo fue tu experiencia? ¡Cuéntanos!

 

Fuente: Vix.com

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!