San Valentín: Origen espiritual, historia, significado y qué regalar

El 14 de febrero es San Valentín, el día de los enamorados. Una celebración tradicional de los países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX. Se trata de un día en que las parejas expresar su amor y su cariño con regalos y celebraciones.

Pero, ¿sabemos por qué se celebra el Día de los Enamorados? ¿Cuál es el origen de San Valentín?
La costumbre de hacer regalos románticos durante este día puede hacernos creer que detrás se esconde una historia sobre un idílico romance que terminó dando pie a esta celebración.

Por otro lado, se ha dicho muchas veces que fue una idea de los grandes almacenes para incrementar las ventas después del periodo de rebajas. Nada más lejos de la realidad, ya que, aunque hoy sea una de las celebraciones que más ventas genera, San Valentín no fue un invento de los centros comerciales. Eso sí, nadie duda de que las tiendas han sabido aprovecharse muy bien de esta celebración romántica para aumentar sus beneficios en una fecha que nunca se había caracterizado por un elevado consumo.

Lo cierto es que su origen es mucho más histórico e interesante.

El sacerdote Valentín que celebraba el matrimonio

Un sacerdote llamado Valentín que ejercía en Roma hacia el siglo III fue el personaje que inspiró esta tradición. En aquella época el Imperio Romano era gobernado por el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración del matrimonio para los jóvenes. Claudio creía que los solteros sin esposa e hijos eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.

El sacerdote consideró que el decreto era injusto y, de forma clandestina, decidió desafiar las ordenes del emperador. Valentín celebraba en secreto matrimonios, de ahí que San Valentín se convirtiera en el patrón de los enamorados.

Cuando se descubrió su desobediencia, el emperador lo encarceló. Un oficial quiso ponerlo a prueba y lo retó a que devolviera la vista a su hija Julia, que había nacido ciega. Valentín hizo el milagro. Finalmente el 14 de febrero del año 270 Valentín fue ejecutado.

Fue el papa Gelasio I en el año 494 quien designó el 14 de febrero como el día oficial de San Valentín. La festividad fue incluida en el calendario litúrgico tradicional y fue celebrado en la Iglesia católica durante los siguientes 15 siglos.

En 1969, el Concilio Vaticano II eliminó esta festividad del calendario, pero ya era tarde. San Valentín, como celebración del amor, había echado raíces en varias sociedades.

Fue durante el siglo XX que San Valentín se convirtió en un gran negocio, cuando la revolución industrial permitió la producción en cadena de tarjetas de felicitación, uno de los regalos más frecuentes del día de San Valentín.

Actualmente, este uno de los santos más conocidos en el mundo. Además, esta es una de la festividades de la Iglesia Católica que más se ha comercializado. Sin embargo, muchos desconocen el origen de este santo.

¿Qué significa San Valentín?

El  nombre Valentín es el patronímico de Valens, que significa ‘lo relativo a la valentía’. Valiente es el hombre fuerte e intrépido que se caracteriza por tener coraje.

Valentín también hace referencia al nombre de Valentín Faustino de Berriochoa, un dominico español que convirtió en mártir.

 

¿Qué podemos regalar?: algunas ideas

Una caja de bombones, una cena, una ramo de flores… Los típicos regalos de San Valentín no están mal, pero hay muchas otras opciones que te ayudarán a ir un paso más allá y sorprender este año con un regalo diferente. ¿Te atreves con algo un poco más arriesgado este año? Cuadros personalizados, cojines decorados a mano o ideas con fotos… Todos estos regalos de San Valentín harán que Cupido se sienta muy muy orgulloso de ti.

1. UN HILORAMA PARA EL DÍA DE LOS ENAMORADOS

Regala un hilorama a tu pareja y déjale sin palabras. Hacerlo es muy fácil. Solo necesitas una base de madera, unos clavos, martillo y un poco de hilo. Comienza dibujando en la base la forma que vayas a hacer y después, coloca los clavos siguiendo esa silueta. La parte final es la más divertida y la que más juego da, solo tienes que liar el hilo por toda la forma utilizando los clavos que pusiste para dar la forma. El resultado es súperchulo y se tarda menos de lo que parece.

2. CORAZONES EN MINIATURA

Más ideas para San Valentín con corazones. Si tienes un poco de cola caliente y una pistola termoencoladora en casa, puedes hacer unos minicorazones como estos para crear imanes, pines o cualquier cosa que se te ocurra. Tendrás que utilizar una cubietera de siliciona con forma de corazón -que puedes encontrar facilmente en bazares o tiendas de decoración-, rellenar los moldes con cola caliente y colocar el imán o el clavito del pin al final.

3. REGALA UNA ALMOHADA AMOROSA EN SAN VALENTÍN

Puede parecer una tontería lo de regalar una almohada, pero si tu pareja no vive en la misma ciudad que tú… esta opción será la ganadora. Hazle una almohada con un mensaje como este: «Si me echas de menos, abraza esta almohada». Chulo, ¿verdad? Puedes hacerte con una básica en cualquier establecimiento que venda ropa de cama y luego con un rotulador o pintura de tela escribir el mensaje.

4. PALABRAS EN 3D

¿Conoces la técnica book folding? Busca un libro que no quieras y crea en su interior una palabra en tres dimensiones. Hay un montón de tutoriales y blogs explicando esta técnica e incluso patrones gratuitos para que puedas seguir y conseguir un resultado como este. ¿Qué te parece?

5. REGALA UN CUADRO DE CERILLAS

¡La llama del amor!❤❤ Para hacer este cuadro hazte con un marco de fotos con fondo y muuuuuuuuuchas cerillas. Traza la silueta de la palabra o la forma que quieras hacer y ve pegando las cerillas y rellenando todo el espacio. Asegúrate que utilizas un adhesivo potente ya que si no las cerillas se irán cayendo.

6. CUBO DE FOTOS PARA REGALAR EN SAN VALENTÍN

Regalar una marco con una foto es un regalo muy socorrido pero ese marco puede evolucionar a este cubo de madera, con sus seis caras en las que puedes poner no solo unas cuantas fotos si no un mensaje de amor, una palabra, el nombre de tu pareja, o incluso para los más románticos… una pedida de mano.

7. PORTAVELAS DECORADOS CON FOTOS PARA SAN VALENTÍN

Otra idea más con fotos bonitas. Puedes una foto antigua para decorar un portavelas básico de cristal, y convertirñp automáticamente en un regalo muy muy especial. ¿Cómo hacerlo?: transfiriendo la foto a un papel autoadhesivo transparente y colocando este por todo el perímetro interior del portavelas. ¡Ideal!

8. REGALA UN JENGA PERSONALIZADO A TU PAREJA

¿Quién no ha jugado alguna vez al Jenga? ¿A quién no le apetece en una noche lluviosa y fría quedarse en casa jugando a juegos de mesa en pareja? Compra el Jenga y personalízalo añadiendo frases y momentos vividos con tu pareja para que cada vez que mueva ficha, lea una y el juegue emocione aún mas.

9. REGALO PARA RECORDAR A TU PAREJA LO QUE SIENTES

Al llevar mucho tiempo con la misma pareja a veces caemos en la rutina de las pocas palabras. Os entendéis, os queréis, pero ¿le dices lo que sientes cada día? A todos nos gusta que nos llenen los oídos con cosas bonitas y qué mejor manera que leyendo lo que tu pareja siente cada día. Llena un bote de cristal con papelitos enrrollados en los que escribas uno de los motivos sobre por qué quieres a tu pareja, sobre cómo te hace sentir, lo que te inspira y la confianza que despositas. Esa persona puede abrir uno cada día y alegrar cada mañana antes de ir a trabajar.

10. IDEAS PARA UN DESAYUNO ROMÁNTICO

¿Te gusta la caligrafía? Con esta idea, tienes la oportunidad de poner en práctica tus habilidades para triunfar en San Valentín. Compra tazas básicas, rotuladores capaces de pintar sobre su material y ¡a decorar! Puedes escribir algún mensaje bonito, una fecha que signifique algo especial…

Fuentes: handfie.com, lavanguardia.com, elpopular.pe

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!