¿Qué es «Losar»? ¿Qué trae para nosotros el Año Nuevo Tibetano de la Rata de Metal? ¿Cómo se festeja?

Losar es la palabra tibetana para Año Nuevo. LO significa año y SAR, nuevo. El Año Nuevo tibetano se celebra el primer día del primer mes del calendario lunar tibetano. La festividad del Losar es la más significativa de todas las fiestas tibetanas y se caracteriza por su música, danzas y un espíritu general de festejo.

El nuevo año lunar 2147 (2020-2021) comienza el lunes 24 de febrero de 2020. Le corresponde el signo del Ratón de Hierro o Rata de Metal. El Losar se celebra durante 15 días, de los cuales los primeros tres días son los más significativos. Los budistas celebran el festival como una victoria del bien sobre el mal. Simbolizando la purificación y la frescura, el Losar es un tiempo para grandes fiestas y celebraciones.

Un mes antes de la llegada del festival, los tibetanos limpian su casa meticulosamente, removiendo cada partícula de polvo y dejando todo como nuevo. Las más atractivas y finas decoraciones se colocan en toda la casa y se realizan ofrendas en el altar familiar.

Las viejas banderas de oración (lungtas) son reemplazadas por otras nuevas y los ocho símbolos auspiciosos se exhiben por todas partes, recordando las diferentes ofrendas hechas por los dioses al Buda, después de su iluminación.

¿Qué nos depara este Nuevo Año de la Rata de Metal?

Al ser la fiesta más significativa y la celebración más grande del año, es un tiempo en el que los tibetanos intercambian visitas con sus familiares, vecinos y todos quienes estén alrededor. Los tibetanos ofrecen khatas (bufandas tradicionales de seda blanca) a los altares familiares, a los maestros y en los monasterios. Estas bufandas se las colocan unos a otros mientras se saludan con un «tashi delek» (buenos deseos), con lo que se auguran prosperidad para el año entrante.

Valiente, inteligente, saludable y prudente, la rata es portadora de abundancia. Es el animal del horóscopo más intuitivo, astuto y audaz. Vive con intensidad el presente y, aunque puede parecer reservado y tranquilo, tiene mucho autocontrol, en realidad es muy inquieto, sentimental y algo celoso. Su gran capacidad de amar sólo es superada por su astucia y pasión por el dinero.

Según concuerdan los astrólogos, portará un buen año, lleno de oportunidades, perspectivas para ampliar nuestros intereses. Relaciones y éxitos; en definitiva, un año de abundancia y prosperidad.

De acuerdo a los expertos en el tema, “la especial bonanza del año de la rata puede hacernos olvidar la prudencia y lanzar a las personas a una expansión sin freno que podría resultar fatal, así que recomiendan ser moderados. Es un periodo excelente para generar riqueza, pero insisten en ser prudente y no derrocharla. El éxito es pasajero”.

“En general, el año de la rata será muy estimulante, más feliz de lo habitual y promete muchas relaciones sociales, fiestas y actividades culturales. Novedades, aventuras, viajes, la alegría será general”, agregaron.

Por último, los astrólogos advirtieron que “el elemento metal hace que la rata pase a ser imaginativa, confiada, sociable y muy juiciosa, aunque algo egoísta también. Es la rata menos convencional porque tiende a adherirse a lo nuevo con un entusiasmo casi excesivo, que paradójicamente tiene miedo al futuro y se preocupa por lo que pasará”.

Fuentes: budismotibetanomadrid.org

Autor entrada: PlanetaHolistico

Deja un comentario!