Plantas medicinales: el Ají y sus propiedades curativas

AJÍ – Propiedades Medicinales

CARACTERÍSTICAS

El Ají es un fruto cuya planta es de tallo leñoso, generalmente posee forma de arbusto, y sus flores suelen ser blancas o verdosas.
El fruto de Ají es una baya que varía en color y tamaño que de acuerdo a su variedad puede ser cúbico, esférico, redondo, cuya carnosidad varía también según su especie y en su cuerpo posee aceites esenciales. El interior del Ají es hueco y posee semillas amarillas que contienen alcaloide piperina (5-10 %) que le proporciona el característico gusto picante.
En la Argentina las vainas de Ají se cultivan en la Provincia de Salta, Valles Calchaquíes.

PROPIEDADES

El Ají tiene un aporte calórico importante, mucha agua, fibra y casi no tiene grasas, por lo que se puede incluir en dietas para bajar de peso.
Posee vitamina C, E, A, B1, B2, B3, B6. Y minerales como el fósforo, magnesio, potasio y calcio. El fruto del Ají tiene también ácido fólico, carotenos, beta caroteno, capsaicina.
Descongestiona el tracto respiratorio superior de las secreciones acumuladas.
Es tónico estimulante para el tienen frío y cansancio.

Antiséptico bactericida.
Estimula el sistema circulatorio y digestivo.
Indicado para várices y problemas digestivos.
Virtud anestésica, reduce la sensibilidad al dolor al irritar los tejidos, y aumentar el suministro de sangre a la zona afectada.
Es expectorante.
Broncodilatador natural para el asma.

Refuerza el sistema inmunológico.
Afrodisíaco o estimulante sexual.
El Ají, por su contenido en vitamina E, es un gran antioxidante eficaz como anti envejecimiento y contra el cáncer.
Estimula el crecimiento del cabello, favorece la visión, uñas y mucosas.

USOS

Como condimento el Ají se usa como fruto maduro o verde, enteros o molidos; encurtidos en vinagre o aceite; o como oleorresinas.

Los mayas lo utilizaban en la preparación del cacao caliente o para moles. Actualmente, se los consume frescos, fritos o asados, en conservas y para pimentón, triturando o moliendo los granos. Es un ingrediente tradicional de las comidas de México, el Caribe, Tailandia, Perú, Bolivia y en del Río de la Plata (en Argentina y Perú es infaltable para la preparación del chimichurri, o en el locro, la salsa criolla, parte del relleno de la mayoría de las empanadas, adobos para pizzas, tucos etc.), tanto por su sabor picante como para darle color a los platos preparados.

En forma doméstica puede usarse, en polvo molido muy fino, el Habanero, que es una variedad de Capsicum chinense para combatir diversas plagas hortícolas y otras como termitas, hormigas, lapas y pulgones.

Los tipos de Ajíes muy picantes también sirven para ahuyentar perros y gatos que acostumbran echarse sobre ornamentales. Modernamente existen repelentes fabricados con Ají Habanero, en forma de «spray», para defensa personal.

El Ají también posee usos medicinales, de los cuales aquí hacemos una breve mención meramente informativa, ya que cualquier problema de salud debe ser consultada con un médico especialista.

El consumo de ají picante incrementa la circulación periférica y disminuye la presión arterial. Los ajíes son ricos en vitaminas A y C y bioflavonoides, todos necesarios para un óptimo crecimiento celular, y contribuyen a la elasticidad de las paredes de los vasos sanguíneos. Con esto se consigue un mejor ajuste a diferencias de presión, especialmente en adultos y ancianos.

Los ajíes también son excelentes secuestradores de radicales libres y proveen una mejora momentánea del sistema metabólico. La transpiración que provoca el consumo de picantes induce pérdida de agua que temporariamente reduce el volumen total de sangre.

Fuente: http://www.especieracaseros.com.ar/aji-molido.html

Características

El ají­ es una hortaliza anual muy cultivada, especialmente en Chile. Su fruto es muy picante y produce una sensación persistente. Tiene una superficie lisa y brillante y su color, verde al comienzo, se torna al madurar en un rojo subido o amarillento. Se usa en el arte culinario como estimulante. En la América tropical se le llama «chile».
En cuanto a los pimientos, hay tantas variedades que es difí­cil clasificarlos. Los hay que no tienen gusto acre o picante, y entonces se llaman «pimientos dulces».

Uso medicinal

En general, tanto el ají­ como el pimiento, sobre todo el picante, atacan al hí­gado. Por eso no es recomendable su ingestión. Particularmente para los niños, el ají­ es sumamente perjudicial, pues ingerido aunque sea en pequeña cantidad, irrita el estómago, produce diarrea e inflama el hí­gado.

Si en Chile hay tantos enfermos del hí­gado, quizás se deba en gran parte al abuso de estas substancias picantes.

Pero sí­ se pueden utilizar ambos vegetales externamente.

a. Las cataplasmas de ají­ o pimiento en polvo mezclado con miel de abeja, son útiles para las afecciones de la garganta, o como rubefacientes.

b. Se suele recetar el pimiento, incluso internamente, en ciertos casos de sarampión, escarlatina y aun viruela, cuando la erupción no prospera por falta de energí­a vital.

Fuente: http://profesoragrahasta.com/naturismo/el-aji-y-sus-propiedades-naturistas.html

El aji también es conocido como pimiento malaguete, pichirini, ají limón o rocoto, es una planta de las zonas tropicales del continente americano a manera de cultivo, pero no logra crecer en terrenos templados o subtropicales.

Alcanzando los 1.5 m de altura, esta planta arbustiva posee un tallo ramificado y sus hojas miden entre 6 y 8 cm de largo y son ovoides. El ají es una planta bi o trianual, y sus flores poseen una corola de color blanco o verde y tienden a ser solitarias.

Su fruto es una especie de drupa pequeña, de color verde o amarillo y rojo brillante al madurar, de hasta 3 cm de longitud y es excesivamente picante. Existen cientos de especies de ají, en las que varían los colores, sabores, y su picante.Es una planta rica en capsaicina, de allí su intenso sabor picante.

Beneficios del Ají

Para los dientes: Debido a sus propiedades como analgésico, en algunos países se aplica la maceración de sus semillas directamente sobre el diente cariado para obtener resultados sedantes.

A nivel respiratorio: Las semillas machacadas suelen servir para tratamientos pectorales o en resfriados bronquiales, y por vía externa también se aplica sobre las articulaciones en casos de artritis.

Para la piel: Las hojas maceradas o aplicadas como fomentos son de gran utilidad para las picaduras de serpiente o alacrán, mientras que son un sedante suave en casos de hemorroides.
Beneficios a nivel dermatológico, respiratorio, reumatológico y cardiovascular.

Contraindicaciones

No se deben realizar aplicaciones a niños o personas con problemas de piel sensible, puesto que el exceso de su uso puede causar irritaciones serias, quemaduras o incluso necrosis.

Fuente: http://www.misabueso.com/salud/Aji

Autor entrada: PlanetaHolistico

Deja un comentario!