Superar el insomnio: Técnicas sencillas para dormir bien

Todo tipo de ejercicios funcionarán, ya que realmente depende del tiempo dedicado, la regularidad de los entrenamientos, los tipos y la intensidad de éstos.

Ejercicios para combatir el insomnio

Los ejercicios que parecen funcionar mejor son los que relajan el cuerpo de manera sistemática, de manera que luego del movimiento, nuestro cuerpo se afloje. Algunos ejercicios que ayudan a combatir el insomnio son:

Los mejores ejercicios de Pilates ayudan a conseguir un buen descanso, según el creador de este sistema, Joseph Pilates, son:

1. Bajar contra una pared

Empezar con la espalda contra la pared. Mientras se mantiene el cuerpo contra ésta, caminar entre 15 a 30 cm desde la pared. Mientras se mantiene el abdomen tensionado, se extienden los brazos sobre la cabeza de modo que éstos estén a la misma altura de las orejas.

Ahora rueda lentamente tu cuerpo hacia abajo. Una vez que termines el recorrido hacia abajo, regresa a la posición erguida con los brazos extendidos, repitiendo unas cuantas veces más.

2. Estiramiento de la columna vertebral

Siéntate en el piso con las piernas totalmente extendidas y separadas a una distancia igual que los hombros, con los dedos apuntando hacia arriba. Extiende los brazos sobre la cabeza con los hombros relajados, y a continuación, bájalos paralelos al  piso delante de tuyo.

Exhala mientras extiendes la columna vertebral en un movimiento de estiramiento que crea una curva como una “C”, con el abdomen contraído. Luego, regresa a la posición inicial con una exhalación pausada y calmante, repite el estiramiento de nuevo.

3. Curvatura Pélvica

Acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas totalmente, ademas los pies bien apoyados en el suelo. Mientras exhalas e inhalas tranquilamente en un ritmo lento, levanta la pelvis usando los músculos abdominales apretando el ombligo hacia la columna vertebral, a la vez que mantienes los hombros en el suelo.

Estira lentamente hacia arriba mientras respiras calmadamente, y luego gira lentamente hacia el suelo, prestando atención a cada vértebra.

La práctica del yoga

Esta forma de ejercicio calma la mente, relaja el cuerpo y ayuda a reducir la ansiedad. Un par de rutinas de yoga que te ayudan con el insomnio son:

1. Movimientos de Puños de Fuego

Pon las piernas en posición de estocada con la rodilla doblada hacia el frente, los pies rectos (la pierna trasera se apoya en la base del pie). Extiende los brazos por encima de la cabeza y luego rema con las manos hacia abajo, en dirección de las caderas.

Respira profundamente mientras presionas hacia abajo con las caderas, alrededor de 10 veces y luego cambia de pierna.

2. Puños curvos delanteros

Párate con los pies abiertos (Deben de estar en línea recta con tus hombros) y dobla las rodillas mientras flexionas el cuerpo en dirección hacia abajo de modo que los brazos llega hasta el nivel de las pantorrillas. Recuerda inhalar y exhalar durante todo el ejercicio.

3. Bikram yoga

El Bikram Yoga utiliza los mismos movimientos básicos de otras formas de yoga, salvo que el ejercicio se lleva a cabo en una sala con mayor temperatura.

Los principios básicos de los ejercicios son los mismos y las ventajas iguales. Algunas personas pueden encontrar que la temperatura elevada es el incentivo perfecto para dormir.

Los hábitos y creencias viejas son difíciles de romper. Simplemente parece contradictorio hacer ejercicio para relajarse. Al crecer, nuestros padres nos dicen por lo general, que nos calmemos para poder ir a la cama.

Hemos aprendido una manera de conciliar el sueño cuando éramos niños, que tal vez haya funcionado en una mente despreocupada sin trabajo y tantos pendientes.

Sin embargo, para aquellos de nosotros que tenemos estas preocupaciones, podemos encontrar que el ejercicio por la noche, justo antes de acostarse, puede ser la solución perfecta para deshacerse del estrés que tiende a causar insomnio.

¿Cómo se puede hacer ejercicio tarde sin traer problemas para dormir?

La simple respuesta es que realmente depende de cómo se entrena. Si estás ejercitándote en un gimnasio y luego tienes que conducir a casa desde allí, lo más probable es que tengas problemas para conciliar el sueño luego.

Toda la conmoción y el conducir hacia casa te despabilan, lo cual es contraproducente para dormir.

El tipo de ejercicio puede tener relación directa con la dificultad de dormir, si el ejercicio te anima y acelera tu ritmo cardíaco, puede ser contraproducente.

Prueba los ejercicios antes mencionados y busca hacerlo pensando en desestresar el cuerpo y la mente, para estar descansado y listo para dormir. Lo más importante que se debe buscar en un ejercicio para combatir el insomnio es que sea relajante y tranquilo, y hacerse con respiraciones lentas para ayudar a disminuir el ritmo cardíaco y despejar la mente.

Fuente: Martín Garello: www.lavidalucida.com

Autor entrada: Padme

Deja un comentario!